Recursos Humanos

Cómo comunicar malas noticias a los empleados

Cuando la información es correctamente transmitida funciona como una herramienta imprescindible para la toma decisiones y la solución de problemas, pasando de este modo a ser un vehículo de cohesión del equipo y engagement del empleado.

Cuando todo va bien no nos damos cuenta de lo importante que es tener un buen acceso a la información; sin embargo, cuando el equipo -o la empresa en su conjunto- atraviesa algún tipo de crisis entonces los empleados valoran mucho más la calidad y el rigor con que se les informa de qué ha ocurrido, qué deben hacer y qué deben esperar.

Malas noticias en una empresa las hay de todo tipo. Desde comunicar la muerte de un miembro del equipo a la puesta en marcha de un ERE o un recorte de salarios, pasando por esos momentos en que la competencia se lleva el gato al agua por el que tanto ha trabajado la plantilla y tantas otras situaciones.

La comunicación de cada mala noticia a los empleados se hará en función de la gravedad e irreversibilidad de lo que haya ocurrido, así como del número de personas afectadas y su papel en una posible solución. Solo así se puede contribuir al bienestar emocional en las empresas.

Los psicólogos de ifeel recuerdan que para informar adecuadamente a los empleados de alguna mala noticia que les incumba hay que tener en cuenta otros importantes aspectos de la comunicación corporativa, por ejemplo, decidir bien quién va a dar la noticia y a través de qué medio.

No todo el mundo cuenta con la misma autoridad para transmitir cualquier dato, ni todas las malas noticias pueden ser comunicadas a través de cualquier medio.

Por tanto, cuidar estos factores favorecerá que los empleados tengan una buena experiencia respecto a cómo han sido informados de una mala noticia. No obstante, con carácter general se pueden tener en cuenta las siguientes características que debe tener una buena comunicación de malas noticias a los empleados:

1.       Honestidad: comunicar transmitiendo la verdad, sin cargar las tintas más de lo necesario pero sin minimizar la gravedad de la situación con el riesgo de que más adelante haya que desdecirse y se genere desconfianza en la plantilla.

2.       Claridad: comunicar de una manera comprensible. Informar es dar un dato al empleado, pero ese dato debe ser dado de modo que el empleado pueda comprenderlo. El contenido y la forma del mensaje tienen que ser lo suficientemente inequívocos como para conseguir que la información llegue a su destinatario y resulte útil.

3.       Seguridad: comunicar sin causar más alarma de la necesaria. Aunque la situación sea mala, no se debe infundir en la audiencia un miedo o preocupación innecesarios, es decir, que no contribuyan a la solución del problema. Quienes reciben una mala noticia necesitan que el emisor transmita firmeza y solvencia, que no está sobrepasado por los acontecimientos.

4.       Suficiencia: al comunicar una mala noticia a los empleados no basta con darles “algo” de información, sino la información suficiente (ni más ni menos) como para que se hagan una idea realista y clara de la situación.

5.       Pertinencia: comunicar solo lo necesario en cada momento, no atiborrar con datos que no aportan información o que no vienen al caso pero que despistan y dificultan la comprensión del mensaje principal. Si vamos a comunicar una mala noticia a los empleados, que sea una información de interés en este momento y para estas personas y que esté correctamente enfocada.

6.       Optimismo: la comunicación de malas noticias no debe hacerse con un enfoque de tragedia (a no ser que lo que haya ocurrido sea realmente una tragedia).

Hay que comunicar de manera constructiva, haciendo prospección de soluciones, abriendo una puerta al posible margen de maniobra o capacidad de influencia en revertir la situación desfavorable, transmitiendo un optimismo realista que genere confianza en el futuro.

7.       Oportunidad: comunicar en el momento oportuno. No debe hacerse demasiado pronto, cuando todavía no hay información suficiente y comunicar la que hay puede generar más inseguridad o confusión que otra cosa. Tampoco demasiado tarde, pues existe el riesgo de que los rumores se expandan por la plantilla y se genere un clima laboral nocivo.

Ifeel cuenta con un programa de bienestar emocional para empresas, diseñado por su equipo de psicólogos expertos con el objetivo de ayudar a las compañías a colocar el cuidado del clima laboral de sus empleados en el centro de su cultura empresarial, también a través del fomento de una comunicación óptima tanto de buenas como de malas noticias.

Gracias a esta colaboración, los responsables de recursos humanos pueden recibir asesoramiento personalizado y basado en datos sobre cómo comunicarse correctamente con los equipos que tienen a su cargo y proteger así la confianza, la cohesión y el rendimiento.

Por otro lado, el programa de bienestar emocional para empresas de ifeel ofrece a los empleados un servicio de cuidado de su salud mental estructurado en diferentes niveles en función de lo que necesiten en cada momento.

De este modo, pueden acceder a diversas herramientas de cuidado de su salud mental con la app de ifeel. En un segundo nivel pueden recibir soporte emocional a través de un chat con uno de los psicólogos colegiados de nuestra plataforma.

Si prefieren una ayuda más continuada en el tiempo solo tienen que acceder al tercer nivel del programa: la terapia psicológica online con un psicólogo especializado en casos como el suyo.

Cómo gestionar los recursos humanos en remoto ante la llegada del flexiworking
Lo positivo y lo negativo de la transformación digital

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
ForoRecursosHumanos Recibe todas las novedades y eventos
No
Permitir
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.