Recursos Humanos

Cuatro formas de implementar el Smart Working para retener talento y mejorar la productividad

La nueva realidad y la irrupción de las nuevas generaciones en el mercado laboral han supuesto un cambio de paradigma en el mercado laboral. Tradicionalmente, el trabajo y el consiguiente salario siempre habían ocupado el centro de las preocupaciones de empleados y empleadores. Sin embargo, está produciéndose un cambio de tendencia en el que la salud mental, las opciones de conciliación y el tiempo libre han pasado a ocupar un lugar importante en la gestión de los Recursos Humanos en las empresas. Y es que hay que hay que tener en cuenta que la última generación en incorporarse al mercado laboral -la llamada generación Z- (nacidos a partir de 1998) es la primera que da más importancia a la conciliación que al salario, según recoge el estudio El Mix generacional en las empresas españolas desarrollado por Sodexo.

En esta coyuntura, el modelo Smart Working está posicionándose como una alternativa interesante para las empresas y los trabajadores, ya que prioriza la orientación a resultados y da al trabajador la capacidad de gestionar su propio tiempo.

Para que las empresas puedan sacar el máximo partido a este sistema, atraer y retener el talento y mejorar su productividad, Sodexo explica las principales estrategias a seguir:

  • Incorporar flexibilidad geográfica y horaria: La base de un sistema de smart working es ofrecer toda la flexibilidad posible a los empleados de tal forma que puedan decidir desde dónde quieren trabajar y en qué horarios, siempre que se cumpla con el marco definido por las empresas. Por ejemplo, se puede fijar una franja horaria concreta en la que es necesario que el empleado esté conectado, o establecer unos días de trabajo presencial en la oficina.

De hecho, conscientes de ello, el 68% de las empresas han instaurado medidas para fomentar la flexibilidad horaria y geográfica de sus empleados con el objetivo de retener su talento, la principal preocupación de los responsables de Recursos Humanos según el segundo estudio desarrollado por Sodexo Los 7 grandes retos del mix generacional en las empresas españolas,

  • Promover medidas de conciliación: Además del trabajo a distancia, la incorporación de otras medidas de conciliación entre la vida personal y laboral es uno de los aspectos más demandados por todos los perfiles generacionales en las empresas y ha cobrado especial importancia a raíz de la crisis sanitaria. No en vano, es la principal prioridad de la generación Z, y la segunda más importante del resto de generaciones, solo por detrás del salario.
  • Definir fórmulas de trabajo por objetivos: Para que las medidas anteriores puedan aplicarse sin detrimento de los resultados, es importante que, en la medida de lo posible, las empresas establezcan rutinas de trabajo basadas en objetivos y orientada a plazos de entrega establecidos. Esta forma de trabajo, a su vez, redunda en una mayor motivación de los empleados, que al contar con metas concretas desarrollan mejor sus tareas y mejoran su productividad.
  • Crear un plan de beneficios flexibles: Para reforzar el modelo Smart Working, es necesario enfocar la propuesta de valor de la empresa hacia modelos de salario emocional. Además de suponer un complemento a la retribución del empleado, también favorecen propuestas anteriores como la conciliación de la vida personal y profesional. En este sentido, ofrecer un plan de Compensación Total que incluya bonos para
    formación, ayudas para comida como Restaurante Pass o cheques guardería, permite favorecer esa conciliación tan necesaria al mismo tiempo que refuerza el compromiso de los empleados con la empresa.

Más allá del impacto en la satisfacción del empleado y la marca empleadora, este sistema de smart working también aporta otros beneficios a las empresas. Uno de ellos es, sin duda, la mejora de la productividad, tal y como refleja el informe “El Futuro del Trabajo tras el COVID- 19” elaborado por Robert Walters en el que se señala que un 47% de los profesionales en España asegura que su productividad ha aumentado con el teletrabajo.

Además, al reducir las visitas a la oficina, las empresas también se benefician de una reducción de costes procedente de gastos de suministros como electricidad, mantenimiento, etc. Incluso en el caso de las compañías que opten por un modelo 100% remoto, podrán prescindir del alquiler del espacio de trabajo, lo cual supone un gran ahorro.

“La rápida transformación del mercado laboral en los últimos años y la gran incidencia de los años de pandemia en este sentido, han supuesto un reto para las empresas a la hora de gestionar la satisfacción del empleado. Los más ágiles a la hora de entender las nuevas necesidades de sus trabajadores, con toda la variedad y personalización que cada uno necesita, serán los que logren salir airosos y retener al mejor talento en sus plantillas. En este contexto el modelo de Smart Working aporta multitud de ventajas tanto a empleados como a empleadores y plantea un modelo de trabajo que cubre las distintas necesidades de las plantillas diversas que conforman las empresas en la actualidad”, asegura Miriam Martín, Directora de Marketing y Comunicación de Sodexo.

Mariana Spata, nueva Chief Commercial Officer de Catenon
La Clínica Universidad de Navarra, entre los 35 mejores hospitales oncológicos del mundo

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.