Recursos Humanos

Cómo promover la desconexión digital en nuestro equipo

El 43% de los empleados en España sufre burnout. Muchos de ellos hacen horas extras a menudo y/o permanecen atentos al correo electrónico o el teléfono móvil del trabajo fuera de su horario laboral. Una práctica que consume lentamente su energía vital mientras reduce su bienestar. La buena noticia es que este problema puede prevenirse si desde las empresas se promueve una mayor desconexión digital con el objetivo de incentivar un descanso realmente reparador. Se trata de un derecho recogido en el artículo 88 de la Ley de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales que tiene la finalidad de permitir a los empleados desconectarse de los dispositivos digitales fuera del horario laboral para que puedan disfrutar de su tiempo libre y sus vacaciones en plenitud.

Sin embargo, la desconexión digital también es una manera de respetar la intimidad de los profesionales y favorecer una mejor conciliación laboral y familiar. Los empleados que apuestan por esta práctica y que realmente logran “desconectar” del trabajo en sus vacaciones no solo tienen más energía y son más productivos sino que sufren menos estrés, como reveló una investigación realizada por expertos de la Universidad de Constanza. También están más abiertos a hacer teamwork, se muestran más receptivos y colaborativos con su equipo y son más resolutivos en su trabajo cotidiano. Sin embargo, estas no son las únicas ventajas de promover la desconexión digital.

Desconexión digital, importante para el empleado pero también para las empresas

Los beneficios de la desconexión digital van más allá de favorecer el descanso de los empleados, propiciar una actitud más positiva ante el teamwork y estimular la conciliación laboral y familiar. Se trata de una práctica que promueve su bienestar físico y emocional, a la vez que consolida su compromiso con la empresa y el equipo. Sin embargo, lo que muchos líderes no saben es que la desconexión digital también reporta numerosas ventajas para las empresas. Esto es debido a que:

  1. Aumenta la productividad. Descansar y disfrutar del tiempo libre durante el verano, ajenos a las responsabilidades laborales, es un buen antídoto para combatir el estrés y relajar la mente. Los empleados que cuentan con tiempo para desconectar no solo se sienten más motivados sino que son más creativos y tienen un mejor desempeño en sus tareas. A la larga, esto se traduce en una mejor productividad y resultados empresariales.
  2. Reduce el absentismo laboral. ¿Sabías que más de la mitad de las personas que sufren estrés en España acaba desarrollando una enfermedad física o emocional? Un problema que afecta el rendimiento laboral y promueve un mayor absentismo y que podría prevenirse promoviendo la desconexión digital de los empleados. Como norma general, los profesionales que disponen de tiempo para descansar y disfrutan de sus vacaciones a plenitud enferman menos y están más comprometidos con su trabajo.
  3. Minimiza la rotación del personal. La desconexión digital promueve el bienestar y la satisfacción de los profesionales, así como su compromiso. Esto ocurre porque cuando las empresas se preocupan por sus empleados y les animan a tomarse unas vacaciones para relajarse y descansar, los trabajadores se sienten valorados y evitan buscar nuevas oportunidades profesionales en otras compañías del sector. De esta manera, no solo se minimiza la rotación del personal sino que se incentiva el bienestar laboral del equipo.
  4. Mejora el clima laboral. Cuando los empleados pueden disfrutar de sus pasatiempos preferidos y aliviar las tensiones y responsabilidades que cargan sobre sus hombros, relajando mente y cuerpo, tienen un mejor estado de ánimo que se refleja en su actitud ante las tareas y en sus relaciones dentro del equipo. Al estar más motivados, también se involucran más en las distintas actividades de la empresa y son más proactivos.  
  5. Favorece el teamwork. La desconexión digital también favorece el teamwork. En la práctica cuando los empleados tienen tiempo para relajarse y desconectar asumen una actitud más colaborativa y son más resolutivos en su equipo de trabajo, a la vez que están más abiertos a aunar fuerzas con otros equipos dentro de la empresa. También están más dispuestos a escuchar nuevas ideas, de la misma manera que se esfuerzan por ser más valiosos para su equipo.  

5 recomendaciones prácticas para aplicar, de verdad, la desconexión digital

Hoy, todas las empresas, o casi todas, cuentan con una política de desconexión digital en la que contemplan la necesidad de promover el descanso de sus empleados y su desconexión del entorno laboral fuera del horario de trabajo. Sin embargo, contar con una estrategia para garantizar este derecho muchas veces no es suficiente. También es importante fomentar un entorno de confianza y contar con medidas realmente efectivas que garanticen una auténtica desconexión digital. He aquí algunas claves que pueden ayudarte.

  1. Apuesta por una buena planificación ante todo

Contar con una buena planificación en la empresa te permitirá organizar mejor las tareas y la fuerza de trabajo, pero también estructurar las actividades dentro de la jornada laboral. Cuando dedicas tiempo a planificar el trabajo, prevés el tiempo que se destinará a cada tarea y tienes en cuenta los profesionales con los que dispones en cada momento, no sólo garantizas que se pueda llegar a todo sino que evitas que el equipo tenga que hacer horas extras o estar pendiente a posibles problemas o incidentes fuera de su horario. Es una manera sencilla de cumplir con los objetivos empresariales sin renunciar al descanso y la desconexión digital durante las vacaciones de los empleados.

  1. Redefine la cultural laboral

Muchas empresas creen que una vez definida su cultura laboral, estos serán los pilares que sostendrán a la compañía durante toda su vida. Sin embargo, el mundo cambia constantemente y si en realidad queremos mantenernos actualizados, ser competitivos y promover la desconexión digital del equipo es importante reformular la cultura laboral para adaptarla a los nuevos tiempos. La idea consiste en abrazar nuevos valores y formas de trabajar más eficientes, enfocadas en promover el bienestar de los trabajadores. Esto no solo hará que tu equipo se sienta más motivado y comprometido sino que atraerá nuevos talentos.

  1. Establece un sistema de control horario

Un sistema de control horario no tiene que estar reñido con la flexibilidad laboral. Más allá de implementar el tradicional sistema de registro de la jornada laboral en el que los empleados tengan que imputar sus horas de trabajo, la idea consiste en establecer un sistema para detectar las horas extras que hacen los trabajadores con el objetivo de ponerles coto. Existen muchas estrategias, desde implementar alertas cuando los empleados accedan a las plataformas de trabajo fuera del horario laboral hasta negarles directamente el acceso cuando están de vacaciones. Es una manera de incentivarlos a estar desconectados, de verdad.  

  1. Promueve una cultura de la eficiencia

Fomentar el trabajo por objetivos, restándole importancia al presencialismo, es una técnica muy práctica para incentivar a los empleados a que empleen su tiempo de forma más eficiente y productiva. De esta manera, todos salen ganando. Los trabajadores pueden organizar mejor su tiempo, poner en práctica la desconexión digital y tener una mejor conciliación laboral y familiar que les permita disfrutar de sus vacaciones y tiempo libre sin que se afecte su rendimiento mientras que la empresa aumenta su productividad y eficacia.

  1. Bríndales a los empleados recursos para aplicar la desconexión digital

¿Sabías que cuando los empleados están estresados les cuesta más dejar de pensar en el trabajo y desconectar de sus responsabilidades laborales? De hecho, no es extraño que muchos profesionales dediquen parte de su tiempo libre a terminar tareas pendientes o a revisar el email porque así lo aprendieron en sus anteriores empresas. Una buena manera de ponerle límite a esta práctica consiste en brindarles recursos para que desaprendan esos hábitos y asuman nuevas prácticas que les permitan desconectar y disfrutar de sus vacaciones. Desde servicios de asesoría y consulta psicológica hasta conferencias sobre desconexión digital, hay muchas maneras con las que pueden aprender un poco sobre el tema y descubrir cómo llevarlo a la práctica.

Por último, ten en cuenta que más que un derecho, la desconexión digital es una necesidad. Cuando los empleados no disponen de tiempo libre para descansar y relajarse sino que se mantienen “conectados” siempre a su trabajo no solo rinden peor sino que se sienten más insatisfechos con su trabajo, lo que se traduce en peores resultados para la empresa. En cambio, cuando practican la desconexión digital son más productivos en su día a día y se sienten más motivados y satisfechos. Y contar con un equipo de trabajo satisfecho es una de las mejores cartas de presentación de cualquier empresa.

Vía: TherapyChat

Bienestar Financiero: el gran olvidado de los Recursos Humanos
El volumen de autónomos prácticamente no ha variado durante la pandemia

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.