Cómo acabar con un mal clima laboral.

Fuera del trabajo cada individuo tiene libertad para elegir a las personas con las que quiere compartir su tiempo. Sin embargo, en la oficina, no siempre es posible dado que, en la mayoría de los casos, no elegimos a los compañeros. En este punto, la convivencia durante ocho o más horas al día deriva en ocasiones en un ambiente cargado de estrés que da lugar a conflictos, produciendo incluso desajustes en el correcto funcionamiento de la empresa.

Las discusiones en la oficina son inevitables, y hay que aceptar que son parte de la vida laboral. Sin embargo, es imprescindible aclararlas y resolverlas cuanto antes a riesgo de afectar la productividad o incluso la vida personal del trabajador. En este punto, los expertos en recursos humanos hacen hincapié en la necesidad de diferenciar si se trata de una situación nociva puntual, o si por el contrario es un síntoma de que algo no marcha bien.

Algunas de las consecuencias de trabajar en un ambiente tóxico se reflejan en la desmotivación del empleado y en posibles situaciones de pasividad frente a la propuesta de ideas, o a la búsqueda de un nuevo empleo.

Indicadores de un perjudicial clima laboral

La dirección o los responsables de recursos humanos deben saber identificar, y hacerlo a tiempo, aquellas situaciones antes de que se desencadenen graves conflictos. Las señales más comunes, según la Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia, de que el ambiente de trabajo necesita mejorar son:

  • Falta de claridad: un organigrama poco preciso puede generar confusión entre compañeros o incluso entre departamentos. No especificar las tareas de cada empleado da lugar a problemas cuando se busca al responsable de algún error o a nivel operativo.
  • Conflictos de intereses: las metas personales y la ambición provocan que las personas trabajen de manera individualista. El deseo de ascender contribuye a que el individuo trabaje de manera competitiva, dando prioridad a las tareas personales sobre el trabajo en equipo. Una medida preventiva consistiría en recordar a los trabajadores que deben alinear sus objetivos personales con los de la organización.
  • Choque de creencias o estilos de vida: respetar las distintas formas de pensar es imprescindible para conseguir que las relaciones sean gratificantes, por lo que siempre hay que trabajar por lograr un clima de tolerancia.
  • Falta de comunicación: una ineficiente estrategia de comunicación interna puede tener grandes consecuencias, desde malentendidos hasta el fracaso de proyectos. De esta manera, es fundamental invertir en esta área fomentar la participación y el compromiso de los empleados. Es importante complementar los canales de información con el fin de mejorar la competitividad y conseguir los objetivos. Por ejemplo, se podría crear un e-mail informativo que resuma lo que se habló durante una reunión y hacer llegar esta información a los trabajadores relacionados con el asunto tratado.

Cómo solucionar los conflictos interpersonales

Existen varias estrategias para conseguir fortalecer las relaciones y que las partes implicadas en el conflicto puedan llegar a un acuerdo:

  • Emplear la escucha activa: en situaciones conflictivas, las partes implicadas suelen rebatir antes que escuchar, por lo que juzgan las razones de la otra persona bajo su punto de vista sin empatizar. El responsable debe asegurarse de que ambas partes tienen la oportunidad de dar su opinión sobre el tema que les preocupa. Una forma de actuar como mediador es hacer preguntas abiertas, controlar las emociones y ser tolerante.
  • Lidiar con el conflicto de forma colaborativa: durante la sesión ambos participantes deben analizar el problema desde la perspectiva de la otra persona y buscar soluciones en común. También puede monitorizarse la incidencia para evaluar su progreso.
  • Definir unas reglas de comportamiento: se trata de explicar cómo perjudica a la empresa el conflicto entre compañeros y determinar las consecuencias que tendría la repetición de una conducta inapropiada.

“Las relaciones interpersonales son fundamentales para el rendimiento laboral y empresarial. Es inevitable que existan diferencias, sin embargo, antes de enfrentarnos a cualquier discusión, las personas deben primero ordenar sus pensamientos, respirar profundo, y asegurarse de utilizar un lenguaje verbal y no verbal respetuoso con la otra parte, aunque pensemos de una manera totalmente contraria”, señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España y HR-Consulting.

Puedes estar interesado

¿Cómo afrontar un cambio de carrera en medio de la trayectoria profesional?
El comentario del Foro RRHH
43 vistas
El comentario del Foro RRHH
43 vistas

¿Cómo afrontar un cambio de carrera en medio de la trayectoria profesional?

redaccion - 28 Junio 2017

Afrontar un cambio de carrera profesional no es nunca fácil, ni con 25 ni con 55 años. No sólo implica…

La UNAV realiza un encuentro con Cristina de Parias, Directora BBVA España
Foro RRHH
59 vistas
Foro RRHH
59 vistas

La UNAV realiza un encuentro con Cristina de Parias, Directora BBVA España

redaccion - 28 Junio 2017

Hace unos días Francisco García Cabello, fundador y director del Foro de los Recursos Humanos de AZC GLOBAL, tuvo la…

Wooorker y el programa Coworking Santander se reúnen con los Reyes
Comunicación y RSC
50 vistas
Comunicación y RSC
50 vistas

Wooorker y el programa Coworking Santander se reúnen con los Reyes

redaccion - 28 Junio 2017

Recientemente Don Felipe y Doña Letizia mantuvieron un almuerzo de trabajo con los participantes del Programa "Coworking Santander", una iniciativa…

Imágenes Foro RRHH

Suscríbete a nuestro Boletín

PATROCINADORES Y COLABORADORES

[logo-carousel id=colaboradores]