Recursos Humanos

Sentimiento de pertenencia en la empresa ¿cómo generarlo?

Pertenecer es sentirse parte de un grupo que te acepta como eres y donde te sientes seguro y cuidado. Esta necesidad está anclada en nuestro inconsciente como parte de nuestra sobrevivencia animal, es una necesidad innata en las personas. Nos alimentamos y crecemos a través de los vínculos que mantenemos con los demás y con el entorno. Este sentimiento de pertenencia abarca todos los ámbitos, amigos, familia, cultura, país, etc. y evidentemente el mundo laboral.

El sentimiento de pertenencia con la organización en la que se trabaja contribuye a desarrollar el máximo potencial de las personas, aumenta la motivación, la productividad y el compromiso con la empresa, ¿lo sabías?

Según un estudio realizado por Ernst & Youngen 2019, 40% de los encuestados decían sentirse emocionalmente aislados en el lugar de trabajo. Los efectos provocados por la pandemia y el teletrabajo durante el último año han contribuido en aumentar esta sensación de soledad y desconexión de los empleados con la organización en la que trabajan.

¿Cómo pueden las empresas generar un mayor sentimiento de pertenencia y así aumentar el bienestar emocional de sus empleados?

La respuesta reside en generar más oportunidades de conexión entre compañeros, espacios donde las personas puedan sentirse vistas y escuchadas. “Pertenecer” es formar parte de un todo donde uno siente que su opinión, sus necesidades y sus expectativas importan. El liderazgo es la clave para hacer que esto ocurra. Nada que no venga de arriba, podrá perdurar y establecerse como una norma en la empresa.

La influencia y el comportamiento del management es imprescindible para generar este sentimiento de pertenencia en los empleados.

Suelo decir a los lideres con los que trabajo, que las organizaciones son como las personas, tienen sus valores, su personalidad, sus patrones y sus rituales. Solo cuando esta cultura es respaldada y encarnada por ellos como ejemplo, puede consolidarse en la organización.

Pero no hay que olvidar, que en lo que respecta el sentimiento de pertenencia, son las pequeñas cosas las que más efecto tienen. Todos tenemos el poder de marcar la diferencia en la vida de los demás con pequeños gestos cotidianos.

Conectar con el otro

Algo tan simple como preguntar ¿cómo estás? puede ser una mera fórmula de educación o convertirse en un instante de conexión interpersonal. ¿Qué hace la diferencia? Tu intención y tu atención. Si preguntas al otro cómo está desde un genuino deseo de saber cómo le va, si en tu mirada hay sinceridad, si eres capaz de escuchar el lenguaje no verbal más allá de las palabras, en ese momento estarás conectando realmente con esa persona y ella sentirá que te importa.

Elegir el canal de conexión

Cada persona tiene un canal de comunicación predilecto. Aprender a personalizar los contactos con tus colaboradores hará que llegues realmente a su corazón. Algunos necesitan el cara a cara, otros prefieren el canal digital, otros quizás recibir un email o que traigas croissants por la mañana. Adaptarte al canal de comunicación predilecto de cada persona es un signo de que realmente te importa.

Crear espacios comunes

Trata de proponer reuniones formales o informales donde las personas puedan comunicar entre ellas, entenderse, colaborar y mostrarse apoyo mutuo. Generar algún debate constructivo a través de algún juego o dinámica de grupo que les permita comunicar y disfrutar a la vez.

Aprender a escuchar

Escuchar la opinión de alguien, aunque no la compartas, hace que la persona se sienta vista y valorada. Si alguien te comparte algo que no comprendes o que no ves factible, podrías considerar interesarte en cómo esa persona lo ve haciéndole preguntas abiertas. Simplemente para tener una nueva perspectiva sin intentar debatir o persuadir. Simplemente escuchar.

Presuponer una intención positiva

Comunícate con tus compañeros asumiendo que su intención es positiva, aunque su reacción o respuesta no lo parezca a primera vista. Esto te ayudará a partir de un lugar conciliador. Si no entiendes o no compartes lo que el otro te está diciendo, en vez de reaccionar de forma hostil, puedes hacer una pausa, centrarte en ti y mostrar un interés genuino en entender su visión de la situación.

Mostrar vulnerabilidad

Un líder no puede saber todo, ni ser el mejor en todo, ni tener todas las soluciones instantáneamente. Hablar con tu equipo de los retos a los que te enfrentas de una forma sincera y constructiva para encontrar soluciones juntos les hará sentirse útiles e implicados.

Mostrarse vulnerable humaniza las relaciones y te hace fuerte.

Dar ejemplo

Ser transparente y consistente en un comportamiento inclusivo refuerza la confianza que los demás te otorgan. Incluso bajo presión o en momento tensos, premia la fiabilidad y reconoce los méritos de cada uno desde un punto de vista individual y colectivo.

Esto son algunos ejemplos de cómo podemos favorecer y promover la pertenencia de los empleados en la empresa. Hacerlo, requiere el compromiso de los lideres y el esfuerzo constante de cuidar a las personas, ofrecer seguridad psicológica y hacer del bienestar emocional un tema central en la organización. A cambio, la empresa obtendrá un incontable beneficio: empleados comprometidos, fidelización de la clientela y mejores resultados financieros.

Autor: Eva Viedma
Consultora | Psicoterapeuta | Coach | Formadora

 

ASPE nombra a Luis Mendicuti nuevo secretario general de la organización
Hoy en el Foro: Reforma laboral con ADiReLab

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.