Recursos Humanos

El nuevo perfil de director de RRHH de la era post covid

Nuestras vidas, nuestras sociedades y nuestras empresas nunca volverán a ser lo que eran antes de la pandemia causada por la Covid-19. Este terremoto vírico ha sacudido todos los ámbitos y estamentos y ha modificado y transformado relaciones, hábitos, normas, métodos, procedimientos… El entorno empresarial también ha cambiado, y, en opinión de numerosos expertos, ha evolucionado. Ningún perfil profesional ha escapado al “efecto covid”. Si algo estamos detectando con más fuerza ahora, es el gran cambio y la adaptación de los empleados y profesionales en general, a la nueva situación surgida.

Existe un perfil profesional que destaca entre todos por su papel clave en este cambio generalizado en las organizaciones y por su propia transformación.

El director de RRHH, o director de personas, como se denomina en muchas compañías, es uno de los que más ha evolucionado en los últimos años, y gracias a ello, ha podido gestionar esta complicada situación.

Durante esta crisis sanitaria este mando ha elevado más su nivel de excelencia. Y ha sucedido muy rápido. Se podría decir que de la pandemia ha surgido un nuevo director de recursos humanos que ha ganado en competencias, habilidades sociales y de gestión, capacidades…, convirtiéndolo en un cargo mucho más estratégico e influyente que nunca para las empresas.

No por menos han sido los encargados de “cuidar” y tratar con los empleados, de ajustar el tamaño de la plantilla en función de la situación y las necesidades productivas de cada momento, de afrontar y acompañarles ante los problemas de todo tipo que iban surgiendo durante la época más dura de la pandemia, de gestionar e introducir cambios difíciles e imprevistos entre trabajadores y colaboradores, de implantar nuevos modelos de relacionarse, trabajar y promocionarse en la compañía.

Entre sus funciones también está la de acompañar, aconsejar y gestionar a los mandos y directivos en el seguimiento de sus equipos. Es decir, su acción se despliega y llega hasta el último rincón de la organización.

Aquéllos que han desempeñado este trabajo mostrando y aplicando empatía, disposición, flexibilidad, agilidad y creatividad, son los que están marcando el camino al resto de directores de RRHH.

Colocar al empleado en el centro y favorecer su salud, seguridad y bienestar es lo que aporta mayor beneficio para empresas y trabajadores.

No es sólo tendencia, los resultados lo demuestran, desarrollar una buena política de employer branding, además, atrae talento de valor para la organización y retiene y fideliza el existente.

Las empresas están convenciéndose definitivamente del valor que aportan sus colaboradores, sus empleados como parte inseparable de un proyecto conjunto, cuyos objetivos deben ser comunes. La distancia y aspereza del tradicional departamento de Recursos Humanos o de Personal han quedado obsoletas. Ahora, la organización ha pasado a escuchar a su empleado, hay una intención de comprender y de acercarse a sus inquietudes o a sus preocupaciones.

Por eso, las compañías que inviertan y se preocupen por sus plantillas, proporcionándoles medios y recursos adecuados para trabajar y ser más eficientes, formación variada, flexibilidad, proyección profesional, conciliación y reconocimiento económico, obtendrán un mayor compromiso y lealtad del empleado, una mayor productividad.

Tras la Covid-19, por ejemplo, lo que más valoran los profesionales a la hora de buscar y elegir un puesto de trabajo, es la posibilidad de teletrabajar y conciliar. Así, además del sueldo y la posibilidad de crecimiento, el trabajador prioriza más su tiempo y la gestión del mismo.

Así, podríamos calificar estos como los retos y desafíos que se han acelerado con la pandemia y que requieren de unos atributos que se validarán de aquí en adelante. Unas cualidades sin las que ningún director de personas generará valor a su empresa.

Sobre todas las funciones, prima la de garantizar el bienestar y la seguridad integral de los empleados; guiar y formar a la plantilla para que integren plenamente el nuevo sistema de trabajo, optimizar la comunicación interna para poder transmitir y hacer llegar los valores, el proyecto y la misión de la organización, así como aglutinar al conjunto de los empleados en torno al plan estratégico de la empresa.

El director de recursos humanos ahora enfoca sus esfuerzos en potenciar la diversidad e inclusión dentro de su equipo de trabajo, prestando atención a los diferentes talentos, experiencias, géneros, nacionalidades y otras preferencias.

Debe ser un líder capaz de formar en la resiliencia y la gestión del cambio para facilitar y generar oportunidades de promoción profesional y formación a los empleados. Esto repercute positivamente en la autoestima personal y motivación laboral de los colaboradores.

El nuevo director de recursos humanos confía siempre en la capacidad creativa y flexible para afrontar momentos de incertidumbre y   lograr adaptar el sistema corporativo, rápidamente, a nuevas normativas y marcos legales emergentes, como ha ocurrido con la ley de Desconexión Digital o la ley del Teletrabajo.

Además, con la expansión del trabajo a distancia, se hace imprescindible adoptar una cultura de medición, contar con métricas sobre el rendimiento, los resultados, los tiempos, etc.
Es la única manera de optimizar la gestión. Y es también tarea de un buen gestor de personas, quien, gracias a la monitorización de los indicadores de desempeño del equipo de trabajo, podrá tomar decisiones que mejoren la productividad y aumenten los beneficios de la empresa.
Durante los dos últimos años, la demanda de herramientas informáticas de medición y gestión de proyectos y personas ha aumentado de manera exponencial. La gran experiencia de Workmeter en este ámbito nos ha permitido acompañar y proporcionar a numerosas compañías de todo el mundo el software con el que han cambiado para siempre la gestión del trabajo y la mentalidad laboral, con el que han optimizado recursos y aumentado sus beneficios.
El nuevo director de recursos humanos post covid se ha curtido en la crisis y por ello se desenvolverá mejor en eventuales escenarios futuros cambiantes, complicados y de incertidumbre. Pero lo más importante, es que gracias a esa nueva mentalidad sabrá cómo anticiparse y preparar a los demás profesionales para cualquier reto.

Autor: Joan Pons, CEO de Workmeter y Effiwork

Hoy en el Foro: VI Congreso de ADiReLab el próximo 24 de noviembre y reforma laboral.
Evolutio adquiere la tecnológica portuguesa Warpcom y refuerza su liderazgo en el mercado ibérico

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.