El empleo de calidad es fuente de salud

SaludTener un puesto de trabajo nos ayuda a tener mejor salud. Esta es la principal conclusión que se desprende del I Informe “Un empleo contra la exclusión”, elaborado por la Fundación Adecco.

Los resultados de este estudio así lo ponen de manifiesto: las personas en paro sufren trastornos mentales como la ansiedad o la depresión, y el acceder a un puesto de trabajo “hace que nos sintamos útiles, incrementemos nuestra autoestima y nos sintamos más seguros en nuestras relaciones interpersonales, teniendo un impacto directo en nuestra calidad de vida global”, explica Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.

Muestra de ello es que un 71% de los encuestados afirma que el acceso a un puesto de trabajo les ayudó a mejorar su autoestima y su salud emocional; el 65% asegura que el trabajo les permitió mejorar sus relaciones sociales con familiares y amigos; y el 25% dice haber incrementado su nivel de consumo de actividades de ocio y entretenimiento.

Pero el simple hecho de tener un puesto de trabajo no evita este tipo de riesgos para la salud. Como comenta Begoña Bravo, consultora de selección de la Fundación Adecco, es cierto que “para una persona en riesgo de exclusión y parada de larga duración encontrar un empleo, aunque sea a jornada parcial, le ayuda a empoderarse, a continuar formándose, a adquirir nuevas habilidades y mejorar su autoestima”. Sin embargo, los empleos precarios son igual de perjudiciales para su bienestar, ya que no les ayudan a salir de una situación de vulnerabilidad social.

A la luz de los resultados obtenidos por este informe, la principal conclusión a la que podemos llegar es que hay que mejorar las condiciones laborales. Es de vital importancia hacer esto para poder acabar con las desigualdades económicas y la exclusión social que se producen en sociedades avanzadas como la nuestra.

De no hacerlo, no estaremos combatiendo dos de los principales riesgos de este año que aparecen en el “Informe Riesgos Globales 2017” del Foro Económico Global, y 3 de cada 10 españoles (28,6%) seguirán encontrándose en riesgo de pobreza y exclusión social, según el último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión y el indicador AROPE.

Rubén Gómez-Rico
Coordinador de contenidos del Foro de los Recursos Humanos

You must be logged in to post a comment Login