Recursos Humanos

La vuelta a la oficina puede ser una oportunidad para reforzar tu cultura interna

A la hora de fomentar nuestra cultura interna son muchas las herramientas que tenemos a nuestra disposición, pero hay una que, tal vez por su presencia silenciosa, puede pasar en ocasiones desapercibida. Y que, paradójicamente, tal vez sea el mayor aliado con que contamos: nuestra sede.

¿QUÉ NOS APORTA HOY EL ESPACIO?

El espacio de trabajo está dejando de ser un mero contenedor productivo. Esto es algo cada vez más evidente y que la experiencia de teletrabajo forzado que hemos tenido que experimentar a nivel global durante el último año ha evidenciado.

Por el contrario, y de manera cada vez más clara, la sede ha pasado a ser un icono de la marca, una encarnación de la cultura, y lo que es más: el punto de interacción de la comunidad.

Así, a la hora de plantear la vuelta a la oficina, hay varias preguntas que deberíamos hacernos:

–      ¿La identidad de nuestra sede concuerda con el mensaje de la marca?
–      ¿Refleja nuestros valores?
–      ¿Ayuda a favorecer la comunicación y los procesos?
–      ¿Ofrece la asistencia algún plus que el teletrabajo no pueda aportar al equipo?
–      ¿Contribuye a que todos los integrantes se sientan identificados e incluidos?
–      ¿Fomenta dinámicas de equipo más ricas, fluidas y accesibles?
–      ¿Supone un factor de atracción y retención de talento?

Esta era de incertidumbre y cambio nos presenta una gran oportunidad para, no sólo obtener un mayor rendimiento de nuestros espacios, sino conseguir reforzar las conexiones entre nuestro equipo.

CÓMO ABORDAR EL CAMBIO

Reformular nuestro espacio puede suponer replantearlo por completo y darle un giro de 180º, pero también puede consistir en pequeñas adaptaciones estratégicas que lo actualicen sin necesidad de comenzar desde cero.

Son muchas las modificaciones que pueden ayudar a mejorar cualitativamente nuestra sede partiendo de lo que ya tenemos. Desde cambiar el uso de ciertas áreas por otros más flexibles para favorecer las dinámicas de grupo, hasta dotar a la oficina de zonas de concentración, mejorar las áreas comunes, reforzar las herramientas tecnológicas, o aumentar la presencia de marca creando iconos memorables a lo largo del espacio.

Y, por descontado, incluir elementos que favorezcan la interacción entre miembros del equipo.

A la hora de abordar este tipo de intervenciones, es conveniente contactar con un equipo externo de especialistas en espacio para que nos guíen en el cambio mediante su experiencia y conocimientos técnicos.

No obstante, hay una serie de pasos que conviene tener presentes, ya que sólo de este modo obtendremos un resultado a medida para nuestras necesidades.

INVOLUCRAR AL EQUIPO

Una de las garantías para que el cambio sea exitoso será involucrar al equipo. Recoger sus voces, escuchar sus ideas y visión, y comprender sus necesidades en el momento inicial del diseño, hará que el proyecto sea más rico, pero, lo más importante: que esté hecho a la medida de sus usuarios.

No sólo como entes pasivos que lo van a utilizar, sino también como co-creadores activos, contribuyendo además a fomentar su sentimiento de pertenencia con el espacio.

Por otra parte, y con un seguimiento algo más continuado durante el proceso, habrá otra serie de agentes clave que deberían formar parte del cambio. Marketing guiando la coherencia del diseño con la marca, IT señalando las necesidades más técnicas del equipo, etc…

Cada empresa es un mundo y sólo aquellos que conocen profundamente su funcionamiento serán capaces de aportar esos detalles clave que la hacen diferente.

EMBAJADORES DE LA CULTURA INTERNA

El papel de Recursos Humanos será especialmente relevante a lo largo del proceso de diseño ya que, a modo de representante del equipo, se convertirá en el embajador último de la cultura interna. No olvidemos que el espacio puede suponer un importante agente de cambio, y que esta vuelta nos ofrece una gran oportunidad para replantearnos qué funciona, qué se podría mejorar y qué sería un plus añadido para construir sobre lo que ya tenemos.

El momento de cambio que estamos viviendo, los nuevos modelos de trabajo híbrido y la revolución tecnológica que lo acompañan hacen que el espacio cobre hoy un nuevo potencial.

Uno en que los modelos digitales y los puntos de contacto físicos dialogan y se encuentran, haciendo de este encuentro un mundo de posibilidades de dimensiones hasta ahora desconocidas.

¿Estás listo para diseñar el cambio?

Autor: Aída G. Pinillos| Pablo Santos Herrán| Cofundadores de 2BOLD

WEBINAR
10:00h 26 de Mayo 2022
Hoy en el Foro: “Confianza y Bienestar en las organizaciones” con la Fundación máshumano
Modelo híbrido vs presencial: retos de las empresas por la nueva ley del teletrabajo

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.