Recursos Humanos

De CEO a CEO consejos para hacer frente a las reuniones de trabajo

Ante una reunión estratégica para nuestra empresa los nervios e impaciencia pueden dominar nuestra comunicación verbal y no verbal, por ello es importante conocer técnicas concretas con las que mantener nuestra mente plenamente ocupada en el contenido y puntos clave que deseamos transmitir a el grupo de trabajo al cual nos dirigimos.

 

Lo cierto es que en la actualidad existe cierta sensación de que mostrar los nervios es un factor negativo, y más aún cuando éstos se manifiestan en el entorno laboral. Sin embargo, debemos comprender que los nervios y sus múltiples expresiones no son más que una reacción de nuestro organismo ante una situación en la que no tomamos el control en su totalidad. En esta línea y aportando un dato curioso, lo cierto es que España es uno de los países menos estresados en este ámbito. Tal afirmación la podemos ver recogida en un estudio realizado por Cigna Corporation bajo el nombre ‘360 Wellbeing Survey 2019: Well and Beyond’, donde los expertos concluyeron que el 71% de los encuestados en España reconoce haber sufrido estrés laboral frente al 85% del promedio mundial. 

 

Para poder hacer frente a una reunión de trabajo o cualquier actividad de este calibre, debemos tomar conciencia de la situación e introducir ciertos hábitos que nos permitirán estar más tranquilos. De este modo, frente una reunión importante podremos transmitir los mensajes clave de forma clara, sencilla y logrando el objetivo empresarial que hemos preestablecido al encuentro. 

 

La clave está, entonces, en introducir algunos detalles concretos que sin duda nos permitirá transmitir con seguridad ante un encuentro de negocios y fortalecer así nuestro discurso y su contenido:

  • Relaja los músculos incluso durante el encuentro: cuando los nervios se apoderan de uno mismo, uno de los síntomas más populares es la tensión corporal. Por ello, es de especial importancia introducir en nuestro día a día ejercicios para relajar la rigidez que nos puede ocasionar lesiones a largo plazo. Seguramente la zona de las cervicales se lleva la peor parte, por ello es importante movilizar el cuello de lado a lado y acompañar el movimiento aplicando el peso de nuestras manos. A continuación, puedes levantarte de la silla y agitar tus piernas para destensar dicha zona. Por último, un movimiento que seguro va a ayudar es vocalizar exageradamente de modo que nuestra zona bucal quede completamente liberada de cualquier tensión, esto sin duda ayudará a la vocalización de nuestro discurso.
  • Tomate un descanso si te notas saturado: frente a una reunión de trabajo altamente importante repetir los puntos clave a destacar en nuestra mente puede llegar a generar dolor de cabeza intenso. Por este motivo, y con el objetivo de no llegar a padecer una migraña, previamente a cualquier encuentro importante, es importante tomarse un respiro y dejar de darle vueltas al discurso. Una opción para ello, es hablar con tus trabajadores y compartir de forma común los puntos a destacar del encuentro y así compartir la presión.
  • Usa técnicas de concentración mental para evadirte: está más que demostrado los efectos que ejerce la música sobre nuestro cuerpo y mente, así como su capacidad relajante. Por ello, incluir una sintonía relajante antes de cualquier reunión nos guiará a esa evasión que tanto buscamos. Todo ello nos permitirá encontrar el equilibrio que te permita ir con serenidad a la reunión.
  • El reloj será tu mejor aliado: acudir con tiempo a la reunión es de vital importancia. Para cerciorarte de ello, debes imaginarte cualquier imprevisto que pueda surgir con tal de contar con el margen adecuado para tomarte todo el tiempo necesario para estar tranquilo. En caso contrario, las pulsaciones aceleradas de nuestro corazón solo van a ser un motivo adicional por el que estar estresados y fatigados. 

 

Una vez en la reunión y ya a punto de empezar, debemos tener en cuenta dos elementos fundamentales para el correcto desarrollo del encuentro. En primer lugar, asegúrate de tener un vaso de agua cerca, de este modo evitarás cualquier sensación de sequedad bucal y podrás ir pausando tu discurso. Por otro lado, ponte cómodo para hablar con confianza y no olvides mantener una posición relajada, pero a la vez firme, que te permitirá dominar el espacio y así poder generar un discurso. En definitiva, controlar los nervios puede empezar por hacerse durante el trayecto del viaje de negocio o bien compartirlo con el resto de tus trabajadores. Con los hábitos perfectos, los nervios se convertirán en un una oportunidad para trabajar la confianza de uno mismo, ya sea en un viaje de trabajo, en una reunión o en el día a día de la oficina.

Autor: Luca Carlucci, CEO y Co-fundador de BizAway

Hoy en el Foro: La transformación digital y el compromiso laboral en los trabajadores
4 de cada 10 empresas valora cambiar el modelo de evaluación del desempeño de sus equipos

Artículos Relacionados

Menú
REGISTRO DE ALERTAS GRATUITO
foro rrhh
Recibirás las últimas noticias, eventos y novedades sobre el sector de los Recursos Humanos.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies.